En nuestro moderno panorama de marketing, las marcas no pueden darse el lujo de ser simplemente otra entidad sin rostro. Necesitan tener una historia poderosa que venda quiénes son y les permita apelar a su público objetivo. Aunque la mayoría de las marcas entienden esta necesidad básica de contar una historia, muchas no logran tener éxito en la ejecución. Afortunadamente, las marcas que están fallando en sus esfuerzos actuales de narración tienden a compartir algunos problemas comunes (ve más abajo), problemas que pueden identificarse y solucionarse con las herramientas y técnicas adecuadas.

1. Tu marketing no es memorable

Tus clientes tienen el deseo de interactuar con historias de marca de calidad, pero si la historia que intentas contar no es memorable, no establecerás una conexión duradera. Un estudio en el Reino Unido encontró que mientras el 79% de los adultos “quieren que las marcas cuenten historias como parte de su marketing”, el 85% de los encuestados no podían recordar una historia de marca memorable.

Como revela esta lamentable estadística, la mayoría de los esfuerzos de marketing de una marca no logran destacar entre el ruido que bombardea a los clientes todos los días, especialmente en medio del auge de las redes sociales. Nielsen estima que el adulto promedio en Estados Unidos pasa once horas al día interactuando con varios medios, y aunque todo ese tiempo representa una oportunidad, también significa que hay muchas otras historias compitiendo por la atención del cliente. Se está volviendo cada vez más difícil para los especialistas en marketing crear contenido deseable y que detenga el desplazamiento cuando los usuarios encuentran una y otra vez los mismos mensajes. Ya sea a través de campañas de respuesta digital predefinidas o subtítulos genéricos de Instagram, este enfoque simplemente ya no es suficiente.

Parte del problema podría ser que en realidad no estás contando historias desde el principio. Si bien un estudio de caso puede ser persuasivo, si no se conecta con una narrativa con un elemento emocional, es probable que no tenga un impacto tan memorable. Según la Escuela de Negocios de Stanford, las historias son 22 veces más fáciles de recordar que los hechos.

Considera cómo las estadísticas, los testimonios de los clientes y otras opciones de marketing pueden combinarse como parte de una narrativa cohesiva. Una historia con un núcleo emocional pondrá esos hechos en perspectiva para que tengan un mayor impacto en tu audiencia.

Relacionado: 5 estrategias de storytelling para tu próxima campaña de marketing

2. No has construido una “tribu” alrededor de tu marca

Muchas de las compañías más exitosas del mundo han alcanzado su estatus al construir una tribu de marca: un grupo de personas que creen en la marca y su misión, son intensamente leales a sus productos y servicios e incluso promocionarán la marca en su vida diaria.

Esto es especialmente relevante con marcas tecnológicas como Apple o Tesla, que lograron altas tasas de lealtad al vincular sus productos con un conjunto único de valores y creencias compartidos entre su público objetivo. La marca se convierte en algo más que un simple producto, se convierte en una experiencia e incluso en parte de un estilo de vida.

Si tu audiencia no parece estar muy comprometida o apasionada, es probable que una falta de narrativa de marca cohesiva sea al menos parcialmente responsable. Tu mensaje debe crear un sentido de solidaridad y pertenencia entre tu público objetivo. El marketing tribal exitoso va más allá de la información demográfica básica y se centra en comportamientos que crean conexiones más significativas.

Además de ajustar tu propio marketing, aprovechar el poder de los influencers puede ser una excelente manera de construir tu tribu de marca. Un estudio realizado por Twitter encontró que el 49% de sus usuarios recurrieron a influencers para recomendaciones de productos. Por eso los testimonios y entrevistas de los influencers juegan roles significativos en la publicidad. Proporcionan pruebas sociales, que son particularmente importantes cuando se trata de superar barreras de confianza o de ingresar a un nuevo mercado.

Los influencers ya han creado una tribu basada en su personalidad, intereses compartidos y estilo de comunicación atractivo. Asociarte con influencers relevantes puede ayudar a contribuir al crecimiento de tu propia tribu de marca. Del mismo modo, basar tus patrones de narración en las técnicas utilizadas por los principales influencers en tu nicho puede ayudarte a comunicar mejor tu historia de manera atractiva.

Relacionado: Por qué contar historias es una habilidad que todo emprendedor debería practicar

3. No estás comunicando tu impacto

Hoy en día, no basta ser una marca “divertida” o “emocionante”. Cada vez más personas desean interactuar con marcas que sienten que están teniendo algún tipo de impacto positivo en la sociedad. De hecho, el Estudio de Biometría de Propósito Porter Novelli/Cone 2019 encontró que el 72% de los consumidores estadounidenses consideraron importante comprar a empresas que reflejaran sus valores. Y cerca del 90% informaron estar dispuestos a comprar de una empresa “impulsada por un propósito”.

Esto revela dos problemas comunes en los que la narración de la marca suele fallar: no tener una causa o propósito significativo que apoyes, y luego no comunicar lo que estás haciendo para respaldar tu causa. Las marcas que tienen éxito a largo plazo intentan impactar las vidas de sus clientes de una manera significativa. También se esfuerzan por hacer del mundo un lugar mejor.

Para que cualquiera de estos esfuerzos tenga resultados positivos en la narración de historias, deben surgir naturalmente de los valores de tu empresa y de los productos y servicios que ofreces. Encuentra una causa relevante que puedas apoyar, como buscar formas de reducir tu impacto ambiental. Vincular tu marca a tales iniciativas y luego integrarlas en tu narrativa impulsará la lealtad y te ayudará a construir tu tribu.

Sin embargo, ten en cuenta que es importante que este elemento de bien social sea genuino. Los consumidores son inteligentes y, si tu impacto no se alinea con el tono general del mensaje y la misión de tu marca, no será tan efectivo.

Con una narración de calidad, tu marca se vuelve mucho más relatable y atractiva para tu público objetivo. Puedes establecer conexiones poderosas que alimenten la lealtad duradera necesaria para construir un negocio exitoso. Al profundizar en tus genes narrativos, puedes llevar tu marca al siguiente nivel. This article is from Entrepreneur.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You May Also Like

Mastering This Marketing Strategy is Your Ticket to Success in a Competitive World

Opinions expressed by Entrepreneur contributors are their own. As a small or…

10 Tips to Create Lead Generation Forms That Actually Convert

Generating leads is one of our priorities as marketers. An average of…

Traditional Marketing Doesn’t Work on Gen-Z and Millennials. Here’s What to Do Instead.

Opinions expressed by Entrepreneur contributors are their own. The world has changed…

6 Strategies to Stand Out as a Brand on TikTok

Opinions expressed by Entrepreneur contributors are their own. It’s no secret that…